miércoles, 31 de diciembre de 2008

Propósitos de Año Nuevo


De entre todos los cuentos que he leido y me han contado, mi favorito es uno de las Mil y Una Noches que trata sobre un Sultán en cuya corte protegía a todo tipo de artistas, poetas, músicos y sabios. Pero llegó un momento en que nada le sorprendía, como si ya hubiera escuchado todas las historias y no hubiera nada nuevo para él. Se sintió muy triste y decidió ofrecer una recompensa a quien le trajera la história más maravillosa. Os dejo con la curiosidad sobre la história que le llega.

Ese es mi propósito para este año: seguir buscando de entre todo lo que me rodea la maravilla escondida.
Gracias a todos por ayudar en el empeño.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Red Night Nurse


Hace ya algún tiempo me hacía eco de una noticia sobre unas enfermeras del hospital de San Rafael de Cádiz a las que obligaban a llevar falda y cofia. Pues bien, ya ha salido la sentencia: los jueces dicen que no hay discriminación alguna por el hecho de llevar faldita. Desconozco el contenido exacto de la sentencia, pero os dejo la referencia de la noticia del mismo periódico de donde la saqué la primera vez. El caso es que, por una vez, voy a estar de acuerdo: una cosa es que nos resulte anticuado, o incluso ridículo, y otra que atente contra los derechos fundamentales, el estado de derecho, la dignidad de la mujer, etc.

Otra cosa es lo que he descubierto en el blog de Francisco Nixon que tengo enlazado aquí al lado. Este es el mejor anuncio que se ha hecho en la culta y avanzada Europa del Norte. Juzguen ustedes mismos, a mi me mola más que lo de las enfermeras.

En fin, cosas del progreso. Entre tanto, el mundo despide a Bettie Page. Yo pensaba que ya estaba muerta, pero ha llegado a los 85 años. Vista ahora, resulta de lo más inocente.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Amar es compartir


Este verano, mientras tostaba mi piel en una tranquila playa cuyo nombre no me apetece publicitar, leí en una revista que un país asiático había creado el ministerio del amor (sic) para incrementar la tasa de natalidad. Un fin bastante prosaico para un ministerio con nombre tan poético. No me quiero imaginar a lo que te pueden obligar en ese país por decreto...

En España somos de otra manera: te apuntas a un concurso de televisión y te plantan entre un montón de candidatas de todo tipo. En concreto, me estoy refiriendo al "affaire Efren". No es que me apasione el tema, tampoco he podido seguirlo, pero me hacer reir que alguien busque el amor de su vida haciendo un casting, como las princesas de esos cuentos que sometían a sus pretendientes y luego hacían trampa para que ganara su favorito. De la misma forma, no creo que se pueda encontra el amor enviando tapas de yogures (creo que esto pasó de moda), o códigos de barras.

Pero la cosa tiene su miga: lo que empezó como la típica comedia romántica americana, con príncipe azul de esos que puedes presentar a tu madre y pasar por el morro a tus compañeras de trabajo, ha acabado como la típica españolada de la época más gloriosa de Pajares y Esteso. Después de marear la perdíz todo lo que permitió la audiencia, no supo elegir, o sí, y el cuento ha terminado en una história de cuernos vulgarcita.

No me atrevo a buscar una moraleja. Sí creo que nadie va a la tele a buscar amor. No, al menos, hasta que se cree un Ministerio que nos obligue.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Dejando la mente en blanco

Hace tiempo que me excitas. Sé que te vistes pensando en cómo me entretengo imaginando mil maneras de quitarte las prendas........

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Cuestión de elegancia


Malaprendí el arte de la esgrima para fumar con elegancia, mover mi mano despreocupadamente, dibujando delicadas curvaturas con el humo, manejar diestramente el cigarrillo como un vengativo florete contra toda compañía inoportuna. Pero resulta que, como fumador, soy zurdo.

martes, 2 de diciembre de 2008

La Primera Guitarra de Brian Jones VIII


Mónica, amante esposa y madre, fue mi mejor amiga de la escuela. Desde los cuatro años hasta los catorce. Nuestras madres nos llevaban juntas al colegio, como a dos gemelas, enfundadas en lana con abrigos verdes, casi sin poder movernos. Rematando el conjunto, a modo de tapón, nos colocaban un verdugo. No sé cómo se le pudo ocurrir a alguien semejante prenda, ni porqué tuvo tanto éxito entre los niños de mi generación, pero quien le puso el nombre sabía muy bien lo que se hacía. Jamás la infancia se ha visto sometida a tortura igual por parte de su padres.

En un bar cerca de la escuela tenían una máquina de bolas de chicle. Todos los viernes por la tarde echábamos un montón de monedas. Habíamos probado casi todas: verdes, amarillas, azules, rojas... pero queríamos un chicle en especial, una gran bola púrpura que nos traía locas. Casi toda nuestra paga era devorada por la máquina, pero la bola púrpura nunca salía.

Un año, al llegar el verano, cambiaron la máquina por una nevera de helados y nuestras esperanzas se congelaron junto a flashes de cocacola.

Hoy, después de muchos años, he visto a Mónica paseando a su hijo, todo envuelto en pana y coronado por un gorro de lana. En lo alto del gorro, como en la copa de un árbol de navidad, tenía un enorme pompón púrpura. No puede evitar sonreir.

Me resulta extraño ver a mi vieja amiga, tan dura como yo, tan niña como yo, convertida en madre. Pero me reconforta pensar que, al menos ella, consiguió su bola púrpura.

Esta canción es para tí.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Minimal Animal

Maliaño no sería posible sin el Minimal, y el Minimal no es posible sin Felipe.
Ya va casi para quince años que lo descubrí y todo ha cambiado alrededor. Por él han pasado exposiciones, conciertos, copas, tertulias, recitales, películas, tardes de terraza, tabaco, artístas, obreros, vividores, gente anónima, y muchas risas. Mis conocimientos y, sobre todo, mi visión del arte le deben más a este bar que a cualquiera de los profesores que haya tenido. Otro tanto me pasa con la música.
No hay nostalgia en este post. Cierto que ya no soy el chico flaco y despeinado de antes, que bebo menos y en mejores compañias, que he descubierto que las chicas de las canciones se han ido y que las drogas y el rock no son para tanto, que Maliaño se ha vuelto un poco más gris y pertenezco al grupo prohibido en el Callejón; pero un negroni en el Minimal puede devolver la sonrisa hasta al más cínico.
Cuando acabe el turno, visite nuestro bar.

lunes, 24 de noviembre de 2008

De influencias


Uno de los músicos que más me ha influenciado ha sido Mark Knopfler, hasta el punto de aprender su apellido y todo. Aún hoy sigo escuchando su música como si sonara por primera vez, salvo porque me trae muchísimos recuerdos de lugares y personas que han desaparecido de mi vida. Pero, el caso es que también me gusta mucho Lou Reed, por ejemplo, y su tema Berlín se me recuerda demasiado a Private Investigations. Aunque claro, luego escucho a JJ Cale y su estilo me es tremendamente familiar.

Con todo, Mark sigue siendo uno de mis músicos preferidos. Este post sólo sirve para cuestionar la propiedad intelectual.

Por cierto, su canción Romeo y Julieta me recordaba a una de Bruce Springsteen que ahora no me viene a la cabeza.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Intercultura y el adviento

Aunque todos los blogs que tengo linkados los he escogido por afinidad y gusto personal, amén de por distintas simpatías, tengo especial predilección por Intercultura y Cocina. Además de poder recorrer Alemania y sus distintas costumbres, no puedo resistirme a sus recetas, que uno tiene sus debilidades. Ahora ha propuesto un juego del que os dejo la publicidad por si os animais:

sábado, 22 de noviembre de 2008

Cuando crecen los enanos


En ocasiones, dar un paso supone pasar de estar con el agua al cuello a perder pie y hundirse. Cuanto más te resistes, cuanto más pataleas y te agitas, más agua tragas. En esa situación, lo único que puedes hacer es dejarte flotar y esperar a dónde te lleva la corriente.

Decía Blas de Otero que hay días grises, días que crecen en un charco de lágrimas. Vigilaré mis pasos.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Canciones tontas para un día feliz

Nada como pasear por la calle distraido canturreando una canción pegajosa, de esas de las que sólo te quedas con el estribillo. Algo de los 50, alegre y sin prentesiones.
Juan de Pablos tiene una pequeña nueva sección por las mañanas: La Espuma de los Días. Boris Vian y buena música para empezar con energía.
Por favor, si conoceis canciones de dos minutos simples y con ritmo dadme títulos, estoy sediento.
Olivier: algo un poco más pesado para tí, que estás de morros esta noche. Mira, esta de La Mode podría valer.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Eric Bibbs

Lo más sencillo suele ser lo más dificil y, si está bien hecho, lo más efectivo. Salir a cantar sólo con una guitarra requiere valor. Sobre todo con esa especie de sombrero cordobés. Con banda no me emociona demasiado, pero a palo seco... Hasta Dylan se ha quitado el sombrero delante de él, pero eso qué importa.
Ahí dejo a Eric Bibbs escuchando a los ángeles

miércoles, 5 de noviembre de 2008

GP

Tal día como hoy, en 1946, venía al mundo Gram Parsons. Hubiera cumplido 62 años. Me da un poco de vértigo ser mayor que la mayoría de músicos a los que he admirado.
Bueno, no vayamos a ponernos tristes. Menos mal que no me gustan las efemérides, pero es que uno tiene sus favoritos.

martes, 4 de noviembre de 2008

Fe ciega


No sé si llegué a hablar del libro que sacaron de letras de Dylan. En resumen, tiene un montón de cosas mejorables empezando por la traducción. Sin embargo, su página, www.bobdylan.com está muy bien. Sobre todo porque te permite escuchar su música sin pagar nada a cambio. Pero no iba a hablar de eso.
El otro día, mezclando chocolate, tequila y buena compañía, empezé a preguntarle a Dylan sobre el futuro. Le decía: Dylan, ¿encontraré el amor? Abría el libro al azar y Dylan me respondía: you ain´t going nowhere. ¿Me marcharé lejos por fin? Slow train. Algo más filosófico, no quiero ponértelo tan fácil: ¿qué me falta? Hey, dime, ¿qué falta en mi vida que me hace ir a merced del viento? Something there is about you.
En fin, podría haberlo hecho con la Biblia, o con Lord Byron, o con la Isla del Tesoro. Incluso podía haberlo intentado con el Hola y puede que hubiera funcionado. Pero no creo que Isabel Preysler me hubiera preguntado "¿están libres los pájaros de las cadenas del cielo?"
Y como estoy alegre

jueves, 30 de octubre de 2008

Buried alive in the blues


El otro día hablaba con un conocido de todo lo que se está moviendo en Santander, de la cantidad de grupos, conciertos, iniciativas que iban surgiendo y del buen ambiente que se respiraba entre los grupos. El problema, me decía, es que estais enterrados.Ni siquiera undergrounds, que sigue siendo una etiqueta que vende y tiene sus foros. Estoy de acuerdo: enterrados, como en esa canción de Janis en la que no cantaba. Sin voz, pero con toda la noche.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Feliz en tu día

No soy muy entusiasta de las efemerides, pero aprovechando que Peter Green es uno de mis favoritos, hoy es su cumpleaños y no tengo mucho que decir... Oh well!!
Otra de propina. Sigue siendo mucho más cañera que tocada por los Judas. Y me estaría toda la noche con Supernatural, Black Magic Woman, Albatross... pero no es plan.

domingo, 26 de octubre de 2008

Sentimientos



También yo tengo un ego que alimentar y me encanta despertar distintos sentimientos en la gente. Qué le voy a hacer.

Hace poco me han dicho, por escrito, que me odian un poco. Y me ha hecho gracia. Hasta ilusión. Jejeje.

En fin Mr. Oliver, a ver cuando disfrutamos un Agua de limón en la Escalera de Jacob.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Sólo las puntas


Doy por finalizado el verano cuando me corto el pelo. Suelo esperar a que hayan pasado los días de sur porque me encanta sentir cómo el viento juega con mi cabello, enredándolo, despeinándolo, revolviendo mis rizos como si fueran olas. Disfrutar de los días soleados al principio del otoño, cuando la ciudad está medio vacía, entregada, paseando despreocupadamente y bebiendo vino blanco, deslumbrado por el brillo de la bahía al mediodía.
Pero se acabó. Me he cortado el pelo, ha empezado a llover, el verano se ha acabado.

lunes, 13 de octubre de 2008

Elliot Smith, Angeles

Para empezar la semana. Y no, no es una imitación de Joaquín Reyes en Muchachada

jueves, 9 de octubre de 2008

El gran sueño del paraíso


Leer a Sam Shepard es como mirar la mar o el desierto. Parece que no pasa nada, pero te quedas atrapado contemplando, sin moverte.

Estoy leyendo este libro de relatos, casi sin acción. En uno de ellos, un tipo se está despidiendo de su novia con un largo beso, así que no se da cuenta de que el tren se marcha y se acaba bajando en la siguiente parada, a muchas millas de su casa. Se queda tirado allí, pensando que, en ese momento, si ella le viera, caería perdidamente enamorada.

Pues eso: leer a Sam Shepard es como quedarse mirando el desierto después de un largo beso.

martes, 7 de octubre de 2008

No volveré a ser joven

Lo que voy escuchando del último disco de Bunbury no termina de emocionarme, como sí lo hicieron otros trabajos suyos. Pero le agradezco que me descubra a Pedro Casariego, sin entrar en polémicas, porque el pobre Casariego ya no puede decir nada, y tampoco creo que nadie tenga más derecho que cualquiera heredar y usar las palabras de otro.
También le agradezco la lectura de este poema de Gil de Biedma y que siga dando de qué hablar.

sábado, 4 de octubre de 2008

Ortiga Infanticida

No, no voy a hacer la competencia a nuestro querido doctor y su nevo blog de relatos (weird tales: http://wtmaza.blogspot.com/). Sólo pensaba actualizar mi abandonado blog, cuando me han descubierto esta noticia: http://www.eldiariomontanes.es/20081003/torrelavega/ortiga-infanticida-20081003.html No os perdais los comentarios.
Sin palabras

sábado, 20 de septiembre de 2008

Se me va


No soy persona de muchos caprichos, pero cuando me apetece algo, me apetece, y la vida me ensañe que no puedo pensármelo dos veces. El último antojo son unas Converse azul turquesa. Llevaban todo el mes en el escaparate, el útimo par y de mi número a 19,99 €. Me decido a comprarlas (las únicas playeras que tengo me las dieron de publicidad y están rotas, tampoco pido tanto), entro a la tienda sin verlas el escaparate (sospechoso), me acerco al mostrador y allí están; pregunto por ellas y me dicen que las acaba de comprar un cuarentón que todavía ando mirando por la tienda.

La cosa no tendría importancia de no ser porque es la tercera vez que me pasa. Las dos anteriores fueron con un abrigo y con un tocadiscos. En fin, seguiré con mis zapatos gastados y mis botas de lluvia.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Flor de otoño

Me resisto a que empiece el otoño, a que los días sean cada vez más cortos, las faldas y las mangas cada vez más largas, la ropa más oscura, el tiempo menos libre y más frio, a que se caigan las hojas, a que empiece la liga, el colegio...
Pero me encantan la vendimia y las castañas asadas, qué le voy a hacer. También he descubierto que el mosto rojo y la ginebra combinan muy bien en esa época del año y que las fiestas son cada vez más íntimas, privadas y menos confesables.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

R says

R dice que ver crecer a las plantas es mejor que tratar de cambiar a las personas; que amar a un enemigo es mejor que querer a un hermano; que de entre todo lo que pudo salvar, se queda con lo que ha destruido.

R dice que no sabe elegir y por eso acepta a todo el mundo; que no es puntual porque el tiempo es lo que nos sobra.

De todo lo que R dice, pocas cosas son creibles, lo que no implica que sean falsas. Yo mantengo la fe en su palabra.



domingo, 31 de agosto de 2008

La rivoluzione siamo noi


Conocí a Joseph Beuys en un bar (el Minimal, en Muriedas). Estaba tumbado en el suelo con una lata de aceite, colgando en un poster. Intrigado, pregunté al barman sobre esa foto. Está trabajando, fue su respuesta.

La revolución somos nosostros, todo cambio lo empezamos nosotros, caminando con paso decidido. Lo importante es no quedarse quieto.

Fluxus, fluxus, fluxus.

viernes, 29 de agosto de 2008

Sobre agnósticos y felinos


Cada noche deja un recuerdo distinto, aunque siempre hay alguna que no deja huella; los jueves pueden traerte lo inesperado, lo más dulce, y ayer fue un cocktail chispeante. Pero, de todo lo que podría contar, me quedo con dos personas: el primero, nuestro Héroe, uno de los pocos que aun puede ser calificado como un hombre sin que el término desmerezca. Galán de cine en blanco y negro, con su aire inocente y tierno, no hubo opción de encontrarle a solas: en la entrada de un concierto, esperando en la barra de un bar, a la hora del adiós, siempre había una mujer con ganas de acercarse a él y tomar algo. Sé a qué hora le dejamos. Desconozco cuando llegó a casa, a qué casa, ni con quién. Luego confiesa ser agnóstico, ahora que todos creemos en él.

La segunda, nuestra Felina, con su aire trágico y elegante. Imposible que entre a un bar sin que todos los ojos se acaben posando en ella. Siempre leal, llega cuando la necesitas y se va cuando cuando empiezas a quererla, pero nunca te abandona. Si lee esto, sé que me arañará porque no la dedico un comentario en exclusiva. Cariño: lo hago para que no esteis solos.

La noche se acaba cuando las estrellas dejan de brillar; como las nuestras están siempre en lo alto, tuve que abandonar cuando me venció el sueño y mi cuerpo me recordó que hoy había que trabajar. Una pena, porque a veces nuestro mayor tesoro es el ocio y la despreocupación.

martes, 19 de agosto de 2008

La televisión

Me he pasado todo el finde sin ver la tele tan ricamente, con gente que no tiene tele en casa, pero hemos mantenido un montón de conversaciones de lo más diverso acerca de ella. ¿Qué nos dará?¿Qué nos quitará?

martes, 12 de agosto de 2008

El vicio de leer

De niño, tanto mis padres como a mis maestros se sentían orgullosos de que me encantase leer. Con los años sigue encantándamo, pero esa virtud lectora ha sido puerta de innumerables vicios. Y es que suelo encontrar pasajes en los libros que despiertan mi natural curioso. Un último ejemplo: voy terminando el clásico Beau Geste, de P.C. Wren, libro que elegí para que el tiempo pasase rápido en los transportes públicos este verano debido a la inolvidable película de Gary Cooper. En él se pueden encontrar miles de ideas elevadas en torno a la amistad, el honor, la aventura, el sentido del deber, y otras tantas desgraciadamente caidas en desuso. Sin embargo, subrayo esta receta:

"El local de Mustafá era un café árabe, donde nos dieron un café espléndido y muy barato: espeso, negro y dulce, con un toque de vainilla, de aceite de hachis y opio, de esencia de naranja y otros sabores". Me conformaría con llevarme un termo al trabajo con un café que reuniera, al menos las tres primeras condiciones. Aunque una vez probé, en Barcelona, un café con naranja y clavo que era excelente.

En fin, todo esto no se aprende viendo la tele ni escribiendo en blogs, así que voy a continuar con lo mío.

martes, 5 de agosto de 2008

El mejor amigo del hombre

Llevo algún tiempo con este blog y todavía nadie me ha insultado, ni se ha metido a hacer comentarios infamantes. Me temo que hoy puede acabarse esa racha y me lo voy a ganar a pulso. No soporto a la gente que AMA a su perro y lo defeinde sobre todas las cosas. Cuando oigo defender a los perros, decir que son mejores que las personas y todas esas chorradas, enfermo. Os lo juro: enfermo de veras, porque los filocánidos (ya me corregirán la palabra) no hablan por hablar usando frases hechas. Lo dicen de verdad: prefieren a los perros antes que a las personas.
Pensemoslo: ¿qué virtudes ensalzan de los perros? la lealtad, la fidelidad y LA OBEDIENCIA. Eso no es un compañero, es un esclavo que nunca te lleva la contraria. Puedes dejarlo tirado en la cuneta, que seguirá corriendo detrás de tí y te perdonará siempre. Levanta la pata, sientaté, ven aquí... Pueden hacerlo todo, hasta salvarte la vida y llorarte en la tumba hasta su fin. Si eso es lo que alguien quiere de un amigo, por favor, que no me llame.
Luego critican a los pobres gatos: que si son egoistas, que si sólo vienen cuando tienen hambre, o frío... Pamplinas (no creí que encontrase oportunidad de usar esa palabra). Pero eso es otra guerra.
Con su pan se lo coman. Ahora ya podeis ponerme verde, así me voy aclimatando al color de mi vejez.

domingo, 3 de agosto de 2008

Volver

Hace tiempo, oí una historia acerca de un griego que se sentaba en la playa y pensaba en volver a casa. Luego se levantó, se fue a su hogar y preparó el equipaje, porque el primer paso para regresar es marcharse a algún lado.
Nunca he estado tanto tiempo fuera como para sentir deseo de volver, pero sí he mirado muchas veces la bahía pensando en marcharme y cómo habría cambiado todo a mi vuelta. Ahora, de vuelta, pienso en la ida; soy así. Te vas pensando en viajar y acabas haciendo turismo. No está mal, pero no es lo mismo, desde luego.
En fin, os dejo con Flor de Loto. Para mí, una de las canciones que mejor hablan del viaje. Espero que lo disfruteis ahora que el verano sigue siendo un sueño.

jueves, 17 de julio de 2008

A por ellos

Por fin el verano, vacaciones, playas, y otras batallas. Me lanzo al abordaje de nuevas aventuras

jueves, 10 de julio de 2008

Abisinias


Contaba Sir Richard Burton con ocasión de su viaje a través de las Montañas de la Luna, que las mujeres abisinias tenían la piel siempre fresca, lo que constituía un placer añadido en esos climas tan calurosos. Desde luego, es un buen remedio para estas noches de verano.

sábado, 5 de julio de 2008

Noches tan suaves


Decía Napoleón que nadie puede ser un héroe para su mayordomo, o algo así. De igual manera, los ídolos se pueden caer cuando los ves a diario. Si todos los días tomase el café con, por ejemplo, Prince, dejaría de resultarme un tipo extraordinario. Fijo. Pero en ocasiones, conocerlos puede dar pie a lo contrario.

Todo esto viene a cuento por la interminable y dulce noche del jueves (quien dijo que lo bueno, breve, mentía como un bellaco). Después del concierto de Vetusta Morla, en el que parece que estuvo toda Santander -o toda la que conozco- fuimos enlazando bares y música en directo por toda la calle del Carmen. A última hora, Quique Gonzalez se lanzó a tocar unos temas en el sorprendetemente afinado del Rubicón. Mientras una mesa de niñatos dedicó a quedarse con él como si fuese un decadente más, nos dedicó su Pequeño Rocanrol.

No me entusiasma mucho este hombre, reconozco que a sus conciertos les falta un poco de marcha para mí. Pero sólo al piano, sin micro, sonaba formidable. Y eso sólo lo pueden hacer unos pocos. Además, su amabilidad y trato exquisito le ha hecho merecedor de todo mi respeto y admiración.

Lo mismo me pasa con grupos de aquí, como Estereotypo, Hermosos Vencidos, Marcos Bárcena, Ídolos del Extrarradio, y tantos otros, cuya grandeza sólo se ve empañada porque son vecinos.

Al final, terminamos la noche como la empezamos: con Vetusta Morla, que buscaban desesperadamente bares abiertos a donde ir.

Una espiral perfecta.

lunes, 30 de junio de 2008

Qué bonito nombre tienes


Ultimamente, dadas mis carencias, me ha dado por cultivarme. Y, como no, me he ido directamente a las fuentes más clásicas: la Real Academia de la Lengua. Pero debo de estar haciendo algo mal, porque las cosas no me cuadran. Ejemplo: la primera acepción de la palabra "felicidad". Atentos:

felicidad.(Del lat. felicĭtas, -ātis). 1. f. Estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien.

Ahí queda eso. Claro, ahora entiendo eso de que el dinero no da la felicidad pero ayudad a conseguirla. Pero esto me lleva a nuevas preguntas: ese sentimiento mío cuando me tumbo en la arena calentada por el sol, mientras una fresca y suave brisa acarcia mi piel y solo oigo las olas rompiendo cadenciosamente en la orilla ¿cómo se llama? No estoy poseyendo nada. La playa es dominio público, el sol no creo que pueda considerarse un bien, ni la brisa.... Entonces, cuando yo hablo de felicidad, en realidad me estoy refiriendo a algo distinto, pero ¿a qué? Eso explica que la gente no me entienda, pero ¿cuál es la palabra que define ese estado de ánimo? ¿Veis? Algo en mi razonamiento tiene que estar equivocado.

Pero esperad a leer la definición de "amor": (Del lat. amor, -ōris).1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. Según la RAE, ¡NO HE AMADO EN MI VIDA! ¿Qué quieren decir con propia insuficiencia, o encuentro y unión con otro ser?¿Sólo aman quienes se sienten inferirores?Lo de otro ser, al menos, te da opciones.

En fin, ésta era la primera acepción; seguid leyendo, que no tiene desperdicio.

sábado, 28 de junio de 2008

Flor de Pasión

Ahora que las noches son tan cortas como un suspiro, y los atardeceres duran lo que tardas en beberte un negroni mientras te sacudes la arena de la playa, doy gracias por no tener que volver a los turnos de noche. Y eso que hay cosas peores, como el turno de tarde, o madrugar para entrar a las seis, y otras aún mucho más aterradoras que no voy ni a nombrar por si las convoco.
Pero poder disfrutar de toda la tarde sin recogerse pronto para entrar a trabajar, disfrutar la brisa de la noche durante una velada tranquila... No tiene precio.


Lo único que hecho en falta de ese turno es la programación nocturna de la radio, especialmente a Juan de Pablos con su Flor de Pasión. Trabajar al ritmo de su voz es una sensación extraña. Que te metan prisa por un lado y que por los cascos te relajen es todo una experiencia, sobre todo a la hora en la que estás luchando para no dormirte.


He tenido ocasión de verle pinchar un par de veces. Me encanta cómo baila absorto en su música. En una ocasión, tras un concierto de Lula, vencí mi timidez para ir a saludarle. Casi ni le había dado la mano, cuando un friki gafapasta se nos avalanzó para que le sacase una foto. Nos miramos como diciendo: en fin, sabemos lo que hay, muchas gracias, suerte con el pesado.


Ahora sólo le escucho cuando trasnocho por otras causas, que tampoco está nada mal. Y le recuerdo en sitios como El Callejón del Swing, con Charlie Charlot (otro loco de la música), o en las sesiones de Patrullero.


Y ahora que que le he ganado la batalla a mi pereza estival, mi natural caprichoso decidirá si seguiré escribiendo, o si me dedicaré a llenar esta balsa con videos de youtube. Entre tanto, a ver si me acabo Nostromo.



Disfrutad y sed felices.

sábado, 14 de junio de 2008

Miss Camiseta Mojada

Enigmala, esta va por tí. La Agencia Tributaria sabe porqué.

martes, 10 de junio de 2008

The harder they come

Lo dicho. Me encantó esta película cuando la ví en La 2 hace ya unos 12 años. Fresca y con un toque casi documental. El giro que le dieron a Many Rivers to Cross, con Jimmy Cliff pasenado por un vertedero y entre chabolas pudo conmigo. En fin............... Cuando suena un reggae, sé que el sol brilla para mí en algún lugar

domingo, 8 de junio de 2008

Marcos Bárcena


Este sábado he podido disfrutar de una gran concierto totalmente gratis: Marcos Bárcena en El Rincón de Lucia. Empezó a tocar para cuatro gatos y terminó siendo una animada fiesta a la que se sumó todo el que pasaba por la calle. Versiones de Beatles, Dylan, Neil Young, canciones propias, un toque country, otro toque de folk, un poquito de blues, guitarra acústica y todo tipo de instrumentos que se sacó de la mochila. Detrás suyo, como un escaparate, la cristalera del bar a través de la que se veía transcurrir la noche del sábado como un videoclip. Para cerrar, despues de los aclamados bises, cedió escenario a Los Arrancacorazones para que cerrasen la noche; todo un detalle.

Podría alabar la gran voz de este hombre, su versatilidad para cambiar de estilo, sus dotes como instrumentista, pero sobre todo me quedo con lo buena gente que es, con su generosidad, siempre con una palabra amable, su trato afectuoso y cercano.

Para más información: www.myspace.com/marcosbarcena.

viernes, 6 de junio de 2008

When it hits I feel no pain

Dame una canción para bailar. Creala para mí, cántala para mí.
Bailalá conmigo.

martes, 3 de junio de 2008

Mil Rosas





La poesía no vende. Es un hecho. No conozco a nadie que pueda vivir sólo de escribir poesía. Quizá por eso apenas se compren flores. Puede que esto sea lo que ha unido a las rosas y a los poemas los primeros jueves de cada mes en esta pequeña y acogedora tienda de Santander. Y como en toda unión, dos padrinos: Juan y Charo, sin cuyo interés nada de esto sería posible; invitados: todos los deseen acercarse (y desear es requisito imprescindible para entrar en ese espacio); y vino, siempre vino para celebrar que estamos vivos. Y música (por allí han pasado Los Arrancacorazones, Los Hermosos Vencidos o el espontáneo Roberto Perales, que yo recuerde). Y los poetas, claro, pero no demos importancia al instrumento, sino a la melodía.


Como decía John Giorno (creo que le he citado alguna otra vez), mil rosas son los cuerpos de mis amantes.


Lo que la belleza ha unido, que no lo separe el negocio.


domingo, 1 de junio de 2008

La espuma de los días


Lo más importante de la vida es emitir juicios a priori sobre todas las cosas. Parece ser, en efecto, que las masas están equivocadas y que los individuos siempre tienen razón. Hay que abstenerse de deducir normas de conductas al respecto, pues no necesitan ser formuladas para que alguien las siga. Sólo dos cosas son importantes: el amor en todas sus formas, con chicas bonitas, y la música de Nueva Orleans o de Duke Ellington. Es resto debería desaparecer, pues el resto es feo...


Boris Vian

jueves, 29 de mayo de 2008

La primera guitarra de Brian Jones VII



A veces siento que nací en una época a la que no pertenezco. Otras, que todas las épocas me son ajenas. Vengo de una dimensión extraña y necesito gente extraña que me devuelva a ella.

miércoles, 28 de mayo de 2008

El placer de escribir


Sinceramente, el cansancio me impide escribir algo medianamente decente. Ni siquiera algo enteramente indecente, que sería aún mejor. Lo cierto es que disfruto mucho más del placer de la lectura que de la escritura. De hecho, siempre he sentido la escritura más como una necesidad que como un placer. Al contrario de lo que me ocurre con la música, de la que disfruto tanto escuchando como tocando (cantando, silbando o bailando, aunque lo haga todo mal), con las letras me lo paso mejor leyendo.


Así guardo recuerdos maravillosos de las horas que me he pasado con un libro entre las manos. De entre todos ellos, hoy me apetece rescatar a Valmont, escribiendo cartas sobre la espalda desnuda de una amante. Claro que está mezclado con el recuerdo de la película; pero por mucho que John Malkovich hiciera un gran papel, el libro es genial y sólo puedes entrar realmente en la piel del personaje a través de sus páginas.


Y sí, quizá el placer de escribir dependa mucho de la mesa en la que te apoyes.

domingo, 25 de mayo de 2008

Heavy heart

Hace poco, Miss Underground planteaba la cuestión de los besos, de los primeros besos en concreto. Yo no podría describir a qué saben ni como son. Afortunadamente Peter Green me descubrió cómo suenan. Supernatural es otro gran ejemplo, pero Heavy Heart tiene una sensualidad muy especial.

En la linea

Estoy leyendo Metafísica de los Tubos, de Amelie Nothomb. En la página 75 leo:
"A partir de aquel momento, mis insomnios sirvieron para contemplar a mi hermana. Las hadas que se habían asomado sobre su cuna no solo le habían concedido la gracia de dormir, sino también la gracia a secas: en absoluto molesta por mi permante mirada, ella dormía con una calma que obligaba a la admiración. Me aprendí de memoria el ritmo de su respiración y la musicalidad de sus suspiros. Nadie conoce como yo el reposo ajeno."
Somos muchos los que observamos el sueño.

martes, 20 de mayo de 2008

La Gloira


Después de haber recibio elogios y halagos tales como usurpador o impostor, me he decidido a actuar en contra de mis principios y dar explicaciones. No soy ni lo uno ni lo otro, simplemente tengo una actitud posmoderna y, a través de este blog, no hago otra cosa que crear un personaje no muy alejado de mi persona sin necesidad de ser la misma cosa. Y sí: lo que amo lo utilizo, que diría Foucault. Reciclo todas las ideas previas a mi existencia creado obritas que no están a la altura ni falta que me hace. Mis modelos: Bowie y Dylan. Quien crea haber hecho algo original en su vida solo tiene que investigar y documentarse para darse cuenta de lo contrario.
Tras esta pedante introducción, informo a quien no lo sepa que La Gloira es un personaje del libro El Arrancacorazones, de Boris Vian. Se trata de un habitante del pueblo que toma su nombre de la barca en la que trabaja. Su oficio: alimentarse de la vergüenza del pueblo a cambio de un oro que no puede canjear. Esa era la idea primera del blog: investigar nuestro lado oscuro sin necesidad de hacer denuncia. Pero acercándose el verano no hay muchas ganas.
En cuanto a la imagen, se trata de un dibujo de Balthus (Michelina endormie), pintor al que tengo gran simpatía. En principio pensaba poner La Barca de los Locos del Bosco, más en sintonía con la idea original, pero no se apreciaba bien. Luego me decanté por este, que me recordaba un fragmento de Capote en su Crucero de Verano (libro por otra parte un tanto flojo, todo hay que decirlo):"una de las muchas magias que existen es la de observar cómo duerme alguien a quien amamos: sin ojos e inconsciente, por un momento te adueñas de su corazón; indefenso, es entonces, por irracional que sea, todo lo que esperabas que fuese: puro como un hombre, tierno como un niño". La misma idea de comtemplar a los durmientes ya aparecía en Nietzsche, en su Así habló Zaratustra, pero prefiero este otro texto.
Por lo demás, felices sueños a todos, soñeis con lo que soñeis.


domingo, 18 de mayo de 2008

Estereotypo

Mientras todo el mundo se lanzaba en avalancha al concierto de Extremoduro, preferí bailar sin agobios al ritmo de Estereotypo en el túnel. Cierto que la fiesta de La Noche Es Jovén prometía y ver un concierto dentro del túnel que cruzo todos los días para ir al curro me daba cierto morbo.
Al final, me pase el concierto saltando y bailando como no la hacía desde tiempo atrás. Y es que Estereotypo tiene uno de los conciertos más movidos de los que se ofrecen hoy en día. Para quien le interese: http://www.myspace.com/estereotypo.
Un gran broche para una semana intensa.

lunes, 12 de mayo de 2008

La primera guitarra de Brian Jones VI


Recuerdo haber leido hace varios años una noticia sobre dos arquitectos italianos que fueron detenidos por falsificar sellos. En realidad, durante mucho tiempo a lo que se dedicaron fue a inventar y diseñar sus propios sellos enviando toda su correspondencia con ellos. Fueron condenados por algún tipo de fraude.

Muchísimo tiempo antes, a Duchamp se le ocurrió colocar un urinario en una sala de exposiciones. Ha sido declarada como la obra más influyente del siglo XX. Y es que a veces la frontera entre el arte y el crimen es difusa.

También a veces resulta dificil distinguir entre el amor y cualquier sentimiento.

sábado, 10 de mayo de 2008

Acción de gracias



Como mi imaginación escasea estos días, aprovecho para hacer publicidad de quien creo que se lo puede merecer. Aunque es mayo, está lloviendo y hace fresco. En una tarde así no hay nada como quedar con los amigos en un bar y tener una buena tertulia. Como salgo tarde del trabajo y no he merendado, antes me paso por la churrería que hay en la Plaza Pombo: los mejores churros de toda Santander, calientes, recién hechos y servidos con simpatía. Siempre es un placer comer una rueda y cambiar unas palabras con este matrimonio. Luego me paro ante el escaparate de la libreria Gil, dedicado esta vez a libros de teatro; no sólo obras, sino también ensayos y métodos -esta ciudad debe de estar llena de actores-.


Al fin subo hasta Santa Lucía a reunirme con mis amigos en el café La Tertulia. Cinco horas de palique y té americano. Soy feliz.


PD.: nadie me ha pagado por la publicidad. Es una acción de gracias.




martes, 6 de mayo de 2008

La calle de las mujeres


Después de balancearme perezosamente por la bahía durante estos días, me he dejado caer, casi definitivamente, en el Rio de la Pila. El Drink Club, La Pila, El Covers (antiguo Aquarius), el Sahara, La Botika.... Todos tienen algo en común, además de la buena música: están regentados por mujeres. Y es que los bares, las mujeres y la música siempre han sido y serán una buena mezcla para salvarse o para perderse.

martes, 29 de abril de 2008

Le pendu



Dios te ama.

Las mentiras de tus amigos son razones

para hacerte más humano,

porque Dios te ama

y la Buena Fortuna es su legado.



Tus alas se sujetan

con la trenzada melena del amor

y siempre caes
amortiguado

sobre la suave y perfumada carne de una mujer:

porque Dios te ama

y su cuerpo es tu patrimonio.



Bendito seas entre todos tus pecados

porque ellos también

son frutos del amor.

lunes, 28 de abril de 2008

Supresión del ego


Vaya fin de semana místico el mío, pero el budismo no llega a calarme del todo con ese rollo del desapego y la supresión del ego. Lo mío es más bien la reinvención del ego, la reafirmación constante de nuestras diversas caras, de nuestras infinitas posibilidades, ¿porqué limitarse?¿quién soy yo para rechazar el universo?¿porqué negar mi parte favorita, la que más me hace sufrir?

Admiro desde siempre la capacidad de Dylan para transformarse, para convertirse en otra persona completamente distinta, completamente inventada, con distintas caras según dónde se aparezca, llevando la contraria: ¿os gusta el folk? Sonido eléctrico y ruidoso; ¿me aclamais como nuevo ídolo del rock? John Wesley Harding.

Lou Reed, siguió su estela, hizo borrón y cuenta nueva con su Metal Machine Music. Marc Bolan y David Bowie le rindieron homenaje (Ballroom of Mars y Song for Bob Dylan). Este último llevó al extremo lo de cambiarse la máscara. ¿Eso es esconderse o buscarse?

Admiro a quien hace de su persona un espectáculo, a quien tiene el suficiente valor como para dejar que todos le miren, aunque parezca un disfraz. Sobre todo en ciudades pequeñas, donde nadie es desconocido.

He ahí el valor, por ejemplo, de los Hermosos Vencidos; de toda la carrera de David Llera, en realidad. No es fácil convertirse en una estrella cuando estás bajo el juicio de todos tus vecinos. Sobre todo cuando se respalda con talento. Un viejo amigo nunca te perdonará que salgas de la mediocridad, el éxito siempre es para quien vive lejos, para el extraño, inalcanzable.

Termino alabando, así, a uno de los pocos grupos que se atreven a ofrecer algo más que música en esta región (los hay, me los reservo para otro momento), que saben que el rock no es tocar con los colegas del barrio, sino salir de él o convertirlo en la ciudad de tus sueños.

Rock pegadizo y desenfadado para disfrutar sin complejos. Visite nuestro bar: http://www.myspace.com/hermososvencidos



martes, 22 de abril de 2008

La primera guitarra de Brian Jones V


1999 fue el año del fin del mundo. El apocalipsis era tan inmediato que la locura se adueñó de todos nosotros. Un solo día de aquel año contiene tantos excesos como meses y meses de cualquier otro que haya vivido. El 11 de agosto esperábamos impacientes el fin de Paris subidos Zoey y yo en el tejado de una caravana abandonada. Era el día del último eclipse solar del siglo. Una gran sombra amenazaba la Tierra; algo extraordinario estaba a punto de ocurrir y nosotros estábamos allí, preparados para ser testigos o cómplices, según se terciara.

Habíamos conseguido el cristal de una máscara de soldador que encontramos en la escombrera, una botella de Gusano Rojo y media docena de pomelos. El cielo podía caer sobre nosotros. Estábamos vestidos para la ocasión.

Pusimos la radio. La sombra avanzaba por medio mundo, imparable; la excitación crecía mientras mirábamos a través del cristal ¿Cómo marcaría ese día nuestras vidas?

Al final llegó el eclipse. Se notó una leve bajada de temperatura la luz bajó de intensidad, como el paso de unas nubes. A través del cristal veiamos cómo el Sol era lamido en uno de sus bordes por la oscuridad. Eso fue todo. Tras unos minutos, regresó la normalidad.

Unos meses después cambió el milenio, entramos en el futuro y no cambió nada.

Aquel fue el último año que Zoey y yo pasamos juntos.

lunes, 21 de abril de 2008

Día de lluvia


Baudelaire, el eterno cazador de nubes, hubiera disfrutado de lo lindo hoy en Santander. Nubes de todos los tamaños y colores. Y lluvia, lluvia caprichosa de primavera.

Cuantas canciones me trae a la cabeza la lluvia: "rain, rain rain", elegantes Roxy Music con un ligero toque de reggae; "Día de lluvia", Burning no puede faltar en este espacio; "Rain dogs", Tom Waitts con su voz borrascosa; "Have you ever seen the rain", recuerdo la versión de Spin Doctors con especial cariño (¿qué ha sido de ese grupo?); "Rainy day women #12&35", de Dylan, porque da una sed que te mueres; "Little girl blue", de Janis, para una tarde en la que ves caer la lluvia por la ventana; "Sobre un vidrio mojado", en la versión de Los Secretos, recordando días de mi infancia... En fin, tantas y tantas otras.

Y sin que tenga que ver con el tema: ¿qué cojones hace "Groenlandia" dentro de un anuncio de Hacienda? Debería existir un código deontológico sobre el uso de la música en publicidad.

La foto es de Roberto Ortiz; no es del día de hoy, pero Liencres te puede ofrecer vistas como ésta en cualquier momento

Fósforo


He aquí una revista que me han enviado al correo electrónico (gracias A.S. Olivier). De lo más interesante que he visto ultimamente. http://www.revistafosforo.com/

viernes, 18 de abril de 2008

Kisses sweeter than wine


Me hago eco de una propuesta que me ha llegado al e-mail: el próximo día 23 de abril, en la calle del Sol de Santander se ha convocado una concentración de besos. ¿Hora? A la salida del trabajo, lo que da un amplio margen, todo sea dicho. Supongo que la gente se reunirá a la caida de la tarde, si es que tiene éxito. No parece haber un motivo, aunque coincida con el día del libro. Reconozco que el besar porque sí me atrae y la zona es de lo más propicia.
Así que, a quien le interese, ya sabe lo que tiene que hacer.

jueves, 17 de abril de 2008

El astuto Virgilio


Hoy me da por la investigación literaria. Una suposición: imaginemos que un escritor recibe el encargo de realizar una historia para ensalzar a un gobernante y justificar una guerra contra un pueblo vecino mitificando un odio ancestral. Para todo ello, recurre al plagio de una famosa obra anterior. ¿Qué ocurriría?

Respuesta: La Eneida. Es lo que hizo Virgilio con Augusto, Cartago y la Odisea, respectivamente. Cierto que está llevado a un extremo, habrá quien no vea plagio, que diga que exagero, o que, sencillamente, no se ha leido ninguno de los dos. Pero esa no es la cuestión.

Mi héroe favorito de todos los tiempos es, y será siempre, el astuto Ulises, tanto por la Iliada, como por la Odisea. Ya sea haciéndose el loco para no ir a la guerra, ya ideando el caballo, engañando al Cíclope, bajando al Hades, o enviando al mismo a los pretendientes, me ha hecho pasar alguno de los mejores momentos de mi vida. Por otro lado, la estructura de la Odisea siempre me ha parecido, no moderna, sino de vanguardia: su comienzo in media res con la situación en que se encuentra Itaca y el viaje de Telémaco en busca de su padre, la marcha de Odiseo de la isla de Calipso, su estancia con los feacios, el flashback contando lo que pasó desde que acabó la guerra hasta su llegada, su regreso a Itaca, el reencuentro con Telémaco, la venganza... Fascinante.

La Eneida me pareció más floja. Además, Eneas nunca fue santo de mi devoción. En cualquier caso, debo admitir que es una de las mejores obras de la literatura universal y es aquí precisamente a donde quería llegar: aunque partiera de un encargo que hoy nos parecería vil, aunque se parezca (se me parezca) sospechosamente a la Odisea, Virgilio fue capaz de crear, y de crear algo tan hermoso. Otra cosa es que a su muerte ordenase su destrucción. Sus motivos tendría.

Sin embargo, en nuestros días para ensalzar la figura de alguien o justificar cualquier cosa, ya no se utiliza el arte. Y de la calidad de los plagios... mejor no hablar

miércoles, 16 de abril de 2008

El blues da sed


Como la pereza me invade, voy a lo fácil. Sigo con mi tema alcohólico; nadie como el bueno de Rory y su Too Much Alcohol, como los bluesmen de los años treinta: sólo él y su guitarra (preciosa, por cierto). ¿A qué sabrá el cherry brandy?

martes, 15 de abril de 2008

Las partículas elementales


Por más que me guste la literatura francesa, no termino de coger el punto a Michel Houellebecq. Quizá porque los personajes me sean un tanto lejanos (clase media alta francesa y esas cosas) y algo frios, quizá porque plantear un visión de las tres últimas décadas de un país a través de la vida de varios personajes que se van cruzando empieza a ser una fórmula que me aburre (y no está mal planteada en el libro, que conste), o quizá por sus pretensiones filosóficas. Demasiado pretencioso. Pero, de momento, me quedo con dos pasajes del libro. El primero lo transcribo:

"En la historia siempre han existido seres humanos así. Seres humanos que trabajaron toda su vida, y que trabajaron mucho, sólo por amor y entrega; que dieron literalmente su vida a los demás con espíritu de amor y de entrega; que sin embargo no lo consideraban un sacrificio; que en realidad no concebían otro modo de vida que el de dar su vida a los demás con espíritu de entrega y de amor. En la práctica, estos seres humanos han siempre han sido mujeres".

Otra parte de libro con la que me quedo es cuando dos de sus protagonistas se reunen bebiendo Campari; no porque sea un pasaje especialmente bueno, sino por los recuerdos que me trae esta bebida: rebajada con hielo, con su toque amargo, o mezclada con naranja y cointreau, dulce y refrescante, o mi favorita: el Negroni, con vermut rojo y ginebra; pero siempre en la terraza del Minimal, disfrutando de los últimos rayos de sol en Maliaño.

sábado, 12 de abril de 2008

La primera guitarra de Brian Jones IV


Me rio cuando dicen que las mujeres somos profundas. He hurgado dentro de mí, escarbado, removido, cavado, hundido mis dedos dentro, muy dentro de mí, usándolos como periscopios en busca de un destello de mi alma y me he dado cuenta de que lo mejor está en la superficie, tan a mano que te lo puedes saltar en un descuido.

De pequeña, me encantaba esconder pequeños tesoros por toda la casa, o por el parque, el patio, donde fuere. Anillos de juguete, cristales y piedras con formas extrañas, muñecos diminutos, cromos y pegatinas, todo envuelto en paquetitos de tela sedosa y brillante. Los dejaba un tiempo enterrados; luego regresaba para recogerlos o comprobar si otro los había encontrado por mí.

Ahora, ya más crecida, me gusta tumbarme sobre la hierba en las noches de verano, la misma hierba que en mi niñez fue la isla donde enterré mi botín, y contemplar las estrellas, los cuerpos celestes.

Me recuesto sobre el rocio con esos cuerpos brillando, ardiendo encima de mí y dejo que busquen bajo mi piel todos los tesoros que oculté en mis días de saqueos y abordajes, que descubran los placeres pequeños y perversos que una vez guardé celosamente para mí sola.

miércoles, 9 de abril de 2008

Dr. Feelgood

Va este post para todos aquellos que se sienten sólos, tristes, en horas bajas, simplemente aburridos o viejos. (Pequeña Miss U, Espía, Ese, y Doctor, especialmente tú aunque sólo sea porque me has hecho recordar este grupo)

martes, 8 de abril de 2008

La Invención de Hugo Cabret


Que enganche tengo... Podeis decir que es un libro para niños, pero lo cierto es que es un libro mágico. No sólo porque los dibujos sean una pasada, sino porque se van pasando las páginas como si fuera una secuencia cinematográfica. Y sus referencias: Paris, los comienzos del cine, la magia, los autómatas...

Harry Potter, échate a un lado y llora. Puede que no sea un superventas. No lo sé. Pero es el típico regalo de cumpleaños que te hubieras pasado meses, o años, hojeando, leyendo (bueno, el texto no es lo mejor, lo admito) y soñando. Para empezar a amar los libros.

lunes, 7 de abril de 2008

Per saecula


Leyendo una vieja escritura pública de compraventa (no demasiado, de 1935) me encuentro con lo siguiente: D. Fulanito de Tal, vecino de ..., de profesión difunto. ? Tal cual.

O el Sr. Notario era un guasón, o ese pobre hombre va a estar trabajando toda la eternidad.

sábado, 5 de abril de 2008

Who loves the sun


Hoy ha amanecido un día fantástico y, no sé porqué, se me ha venido a la cabeza el disco Forever Changes de Love. Así que me he puesto a rebuscar en la estanteria y... A disfrutar.


miércoles, 2 de abril de 2008

Viento sur


Siempre me ha llamado la atención las plaquitas que se ven en las puertas del Paseo Pereda: con viento sur, entrada por General Mola (la calle de atrás). No pasaba de ser una mera curiosidad hasta que tuve que entrar en uno de los portales un día de sur. ¡Pedazo vuelta! Efectivamente, tienes que entrar por la otra puerta.

Y no sé... vivir en una ciudad en la que, según el viento que sople, puedes entrar o debes darte un paseo no puede ser sano. Con todo, tiene cierto encanto poético.

martes, 1 de abril de 2008

La primera guitarra de Brian Jones III


Nico dijo a Lou Reed: "seré tu espejo" y formaron una pareja creativa aunque mal avenida, una lucha de egos con un puñado de buenas canciones. Pero yo tengo una imagen propia que mantener; no necesito ser el reflejo de otros. Soy algo más que un vacío delimitado por un marco, un pedazo de vacío que necesita de la copia contínua de cuanto le rodea.

Prefiero ser un cristal transparente y limpio por el que pase la luz antes que llenarme de cada imagen que se me enfrente. El cristal, al menos, sigue siendo el mismo aunque nadie lo aprecie. El espejo siempre es otra cosa, cambia según lo que se muestre.

domingo, 30 de marzo de 2008

I´m not there


Acabo de ver "Im not there", que la tenía unas ganas... Lo cierto es que si no eres fan de Dylan se hace un poco larga y algo espesa. Pero todo sea por Cate Blanchett, que está genial. Buena banda sonora, que es tanto como decir que la selección de canciones de Dylan ha sido acertada y las versiones, en su mayoría, a la altura. También es verdad que de vez en cuando Dylan me gusta más en la voz de otros. De todos modos, lo que más me ha gustado han sido las imágenes, jugando con la realidad y los sueños.

Ya dedicaré otro post a Mr. Dylan, quizá el primer punk de la historia del rock; por ahora, quien quiera pasar dos horas (ya dije que se hace larga) entre anecdotas, cambios de identidad, poesía y música, puede darle una oportunidad.


miércoles, 26 de marzo de 2008

Anda ya


Vuelvo a comer a casa. Cojo un ejemplar de Público que dan gratis en el andén para distraerme en el viaje de vuelta. ¿Noticia de portada? La muerte de Rafael Azcona. Lo que en otros periódicos no pasa de un obituario, o de una reseña en cultura, aquí ocupa las cuatro primeras páginas. El tio se lo merecia.

Sigo leyendo y me encuentro con estas noticias: "Castigadas por no lucir las piernas. Una clínica gaditana quita 30 euros de sus sueldos a las enfermeras que usan pantalón sanitario". Al parecer, el hospital de San Rafael obliga a llevar "falda por encima de la rodilla, pantys de lycra y delantal" a enfermeras, auxiliares de clínica y limpiadoras. Si llevan pantalones, 30 euros. Eso la ha pasado a una buena mujer que se la ha ocurrido ponerse "el típico pijama sanitario, ancho, más cómodo e higiénico". Me gustaría saber porqué el pantalón es más higiénico que los pantys y la falda, pero eso es otra história. ¿Qué hubiera hecho el maestro Azcona con semejante titular?

Pero sigo, y me encuentro, a doble página con lo que sigue: "Jim McLane, ingeniero de la NASA, propone que un colono funde un nuevo mundo marciano". Compruebo la fecha: miércoles 26 de marzo. No, no son los inocentes. "La NASA ridiculizó mi propuesta", afirma el buen hombre; a pesar de que la idea "inspiraría a la gente joven que carece de referentes". Claro, a buscar tu lugar en el mundo en un piso de protección oficial intergaláctica en Marte.

Lo cierto es que en mi más tierna infancia tenía la convicción de que en el 2008 podríamos viajar a Marte a visitar a nuestros primos en vacaciones. Lo que no hubiera podido creer es que se obligase a llevar tan ridículos uniformes bajo sanción de 30 euros. Hoy me doy cuenta de que ambas cosas, igualdad y viajes a otros planetas, siguen siendo ciencia ficción.

Creí que había terminado, pero podía superarse, vaya que sí. Casi al final: "Las Barbies Bandidas, condenadas". No, no es el nombre de un grupo de rock, aunque sería cojonudo, sino dos rubias americanas que robaban bancos. Pero claro, una cámara es una cámara y hay que posar, aunque sea de seguridad.

En fin, os juro que era el Público y no Noticias del Mundo.

lunes, 24 de marzo de 2008

Listas, listas, listas




Reconozco que aquí mis primos el doctor y el chico gris me han picado, y como sigo con ganas de bailar, vamos a seguir con música. Me he pasado el día escuchando tristes historias de divorcios y violencia de género (nada que vaya a aparecer en titulares espero, sin puñaladas ni palizas, pero de esa que revuelve las tripas). El caso es que quiero cambiar el chip y bailar un rato haciendo una lista de canciones de "amor". No es la mejor, pero es la mia:

.-No es extraño que tú estés loca por mí, de Burning. Ya la he comentado. hoy voy a gritarla.

.-Fistful of love, de Anthony and the Johnsons. Porque el amor duele, pero sigue siendo amor. Me encanta la guitarra ruidosa que suena de fondo y la voz de Lou Reed presentando la canción.

.-I just wanna be your dog, de Iggy. Quien no desea oir esas palabras a pecho descubierto?

.-Even falling in love, the Buzzcocks. Amor adolescente y hormonal en estado puro

.-Maybe i´m amazed, de Paul McCartney. No soy fan de los Beatles ni admiro a Paul sobre todas las cosas, pero reconozco que esta canción es una bomba por la desesperación que pone en la voz y por la entrega y los temores de la letra. The Faces también la hicieron muy bien.

.-Con lo mejor de tí, Gabinete Caligari. Por fetichismo, aunque reconozco que no pega detrás de i´m amazed.

.-Ingrata, de Café Tacuba. El amor hay que ganárselo.

.-Sara, de Bob Dylan. Precioso no me dejes de este divo. Parece sincera, aunque con Dylan nunca se sabe.

.-Letter to Hermione, de un Bowie todavía inocente, si es que lo ha sido alguna vez. Tierna, muy tierna.

.-To love somebody en la versión de Janis Joplin. O Cry baby. O cualquier grito de esta chica. Eso es amor y lo demás es ruido.

.-You do something to me, de Paul Weller. Qué enganche tengo con esta canción ultimamente...

Y podría seguir, pero no quiero cansaros. Esta lista no es inamovible ni va por orden de preferencias. Espero que os guste.

Os dejo con el corazón de Willie Deville, porque él sí sabe cómo cortejar a una dama. Y por partida doble: Love and emotion. Ala, a follar.


domingo, 23 de marzo de 2008

Blind


Vámonos de fiesta con el Sr. Anthony y su nuevo proyecto Hercules and Love Affair, me apetece bailar.

La primera guitarra de Brian Jones II


Cuando estoy nostálgica busco entre todos mis cajones hasta encontrar una cinta que Zoey y yo grabamos hace tiempo. Él tocaba una vieja guitarra acústica que compró en el Rastro durante el viaje de fin de curso y yo mi saxofón. Improvisábamos sobre dos o tres acordes durante horas. Él tocaba exacatamente lo que yo iba pensando, adelantándose a mis ideas cuando paraba en mi solo. Era fantástico. Por eso escucho la cinta, intentando recobrar parte, aunque sólo sea una pequeña parte de esa frescura adolescente.


Una vez me dijo: "cuando encuentre la guitarra de Brian Jones, resumiré la juventud en dos minutos y medio, tan directos como una bala. Nadie tendrá los pies quietos ni envejecerá mientras suene esa canción"


miércoles, 19 de marzo de 2008

Marlango





No, no voy a hablaros del grupo, os voy a invitar a una copa ideada por el señor Oscar Ybarra (trompetista de la banda). Tomad nota: ron, cointreau, blue tropic, lima y zumo de naranja. Las medidas, a ojo. No es muy profesional, lo sé, pero es lo que hay.

Se agita con el hielo y se adorna con una cáscara de naranja. El resultado es un color verde lavavajillas. Servir cargado.

Que lo disfruteis.

lunes, 17 de marzo de 2008

La primera guitarra de Brian Jones I


Sería maravilloso que en esta guitarra con forma de lágrima fuese capaz de captar toda la energía de la juventud. Convertir el símbolo del llanto en fuente de energía.


A veces, pocas veces, pero a veces, los planetas se alinean, las estrellas entran en conjunción y todo sobre la superficie de la tierra se mueve al mismo ritmo, perfectamente acompasado, flotando en una extraña luminosidad.


Conocí a un chico en una de esas fiestas de pueblo que se celebran para hacer más agradables los veranos. Me hizo reir. Me encanta que me hagan reir. No teniamos mucho que hacer salvo estar juntos.


Le pregunté: ¿Qué sabes de los ángeles?


-¿Los ángeles? Sólo sé que puedes herirles si les disparas con una piruleta.


Casi al amanecer, cuando todos regresaban a casa con paso cansado, nosotros estábamos refugiados en su coche, abrazados. Sonaba una canción, no sé cual, suave y dulce como su piel.


No recuerdo su nombre; quizá no me lo dijera. Pero a veces, pocas veces, pero a veces toco una canción tan suave como aquella y recuerdo el momento en que toda la tierra bailaba lentamente ese ritmo, en silencio, abrazada a una estrella.